Narco Movies

Disclaimer:

  • Me gustan las películas violentas y de balazos, aunque no todas.
  • Esta nota es de Cesar Huerta de El Universal
  • El titulo del post no es el mismo que el de la nota
  • Creo que el cine mexicano tiene un grande problema: la presunción.
  • Muchos de los cineastas nacionales que retratan la realidad social son fresas que los papas les pagan la escuela de cine para que el nene no tenga que trabajar en serio, por lo cual dudo que tengan experiencia de primera mano al respecto.
  • Dicho lo anterior…comenzamos.


Los cineastas nacionales exhiben la decadencia social
 
En cinco años, más de 20 películas han mostrado balas, narcos y muchos crímenes
 
Antes de filmarse “hubo un par de personas que decían que era una película que la gente no querría ver, demasiado complicada, que tenía crueldad contra los animales y que en los espectadores había espíritu ecologista”, dice Guillermo Arriaga, escritor de Amores perros, estrenada hace casi una década.
 
El filme se convirtió en el más taquillero de 2000. Sus tres historias con la crudeza de un México en sus distintos estratos sociales eran aplaudidas. Peleas callejeras de perros, un ex guerrillero matando a sueldo en cualquier calle del Distrito Federal y una modelo española que deshacía un hogar ponían de pronto en la palestra al México bronco, el real, alejado de los discursos políticos de la paz social.
 
Ese año se estrenaron Todo el poder, mostrando la corrupción policiaca y su contubernio con el crimen, y La ley de Herodes, acerca de la lamentable situación legislativa en el país. Ambas captarían también a un buen sector del público. La decadencia social demostró ser un buen imán. Pero luego, por esas cosas raras e impredecibles que tiene el cine mundial, el público comenzó a alejarse de esas temáticas.
 
Aun así en los últimos cinco años, de las más de 200 películas de ficción filmadas, al menos una veintena, entre comedias, thrillers y dramas, ha reflejado la situación social del país. De ellas, una media docena espera su estreno.
 
Violencia contra las mujeres
 
Backyard, el traspatio, con por Ana de la Reguera, abrió de nueva cuenta el caso de los feminicidios en Ciudad Juárez. Los mismos que en su momento negó Vicente Fox cuando era presidente, quien afirmó que los medios de comunicación refriteaban las cifras de las muertas.
 
Con locaciones en la ciudad fronteriza, la producción encabezada por Carlos Carrera sufrió sustos. Una productora recibió un animal muerto en una caja, en otra ocasión el equipo de video vio cómo una caravana de camionetas con vidrios polarizados ingresó en un hospital para sacar a alguien y en otra la histeria era tal que confundieron a un integrante de la producción como alguien que los seguía misteriosamente. “De momento caímos en la paranoia”, dijo en esa ocasión el director Carlos Carrera.
 
Bajo la sal, ópera prima de Mario Muñoz, retomó la anécdota de un asesino serial de mujeres. Los cadáveres eran descubiertos bajo varios metros de ese grano y la policía no sabía cómo atraparlo. ¿Algo más? Irene Azuela daba vida a una mujer que para ganarse la vida trabajaba en un table dance, arriesgándose a ser contratada por un loco.
 
Apenas fue vista por medio millón de personas, muy por debajo de las expectativas. Leonardo Zimbrón, productor de la entonces compañía Warner México, dijo que la baja afluencia se debió a que días antes del estreno, en octubre de 2008, se habían suscitado varias noticias de violencia reflejadas por la televisión. “Y la gente no deseaba ver eso”, dijo a EL UNIVERSAL días después del lanzamiento.
 
El narco salvador
 
En una de las secuencias más importantes de Rudo y cursi, los personajes de Diego Luna y Gael García Bernal asisten a la boda de su hermana con un narcotraficante, quien ha trazado un camino para el pueblo y regalado una gran casa a la mamá de ellos. Ambos, entonces estrellas del balompié, se molestan, pero al final, lejos ya del deporte, logran sobrevivir gracias a esa relación familiar.
 
Más directa fue Amar a morir, de Fernando Lebrija. Ahí El Tigre (Alberto Estrella), un narco, es protegido por el pueblo al que le da trabajo, además de sostener una buena relación con el ejército.Sus grandes collares y pulseras, un bastón lujoso y una pistola con empuñadura de oro, eran parte de sus accesorios.
Nesio, con Tenoch Huerta, contaba la historia de dos jóvenes de clase humilde que optaban por vender droga para salir adelante.
 
Robo y familias disfuncionales
 
El Cucú (Armando Hernández) saltaba sobre un auto en el Distrito Federal y aprovechando el susto de la conductora, estrellaba el vidrio y le robaba la bolsa. Así comenzaba Fuera del cielo, producida por Argos, cuyo estandarte ha sido llevar a la pantalla la realidad mexicana. Así lo hizo en la telenovela Nada personal.
 
Sultanes del sur recreó el robo a un banco. Un grupo asaltaba uno en pleno Paseo de la Reforma llevándose un botín de 12 millones de dólares, burlando a la policía y sin ningún herido de por medio. Para tres de los cuatro asaltantes el final no fue halagüeño. Dos mueren asesinados en Argentina y uno más es herido y pasa el resto de su vida en prisión. El ganón es interpretado por Silverio Palacios, quien engaña a todos.
 
En Partes usadas se narra la vida de jóvenes dedicados a la extracción ilegal de autopartes. El protagonista Alan Chávez aprendió a abrir autos para hacer creíble su papel. El año pasado el joven actor fue muerto luego de enfrentar a la policía, tras una pelea en una fiesta. Espinas giraba en torno a una familia pobre, cuya hija debe decidir si seguir aguantando los maltratos de su padre, un alcohólico, o buscar una salida.
 
El final no era nada feliz, por el contrario: “Cuando la estábamos adaptando pensamos en ponerle un final feliz, pero dije, por qué hacerlo, si eso no pasa en la vida real”, dijo Julio César Estrada, el director.
 
Lo que viene
 
El secuestro para hacer videos snuf se verá reflejado en Daniel y Ana, y la corrupción policiaca con Bala mordida.
 
Los linchamientos serán parte de Vaho, de Alejandro Gerber, y también viene La mitad de mundo, dirigida por Jaime Ruiz Ibáñez, ambas estrenadas en el pasado Festival de Cine de Morelia, donde levantaron críticas favorables.
 
El articulo desde su fuente original aqui

Enviado desde mi oficina móvil RaspBerry® de Unefón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s